Rock…..un poco de lo mejor-3

Daniel Melero
Estou encantada, verdadeiramente fascinada pela obra de Daniel Melero!  Este genial artista produziu 3 discos de Soda Stereo e realizou um disco com Gustavo Cerati, Colores Santos, entre inúmeros trabalhos de vanguarda.
Mas a parte de tudo isso, esse artista tem uma trajetória absolutamente incomun e extraordinária. Seu trabalho com musica eletrônica nada tem a ver com o habitual bate estaca que circula  por aí.Obra de sons sutis, versos inusitados ..Daniel Melero é realmente demais!
Estou tentando apreciar sua mais recente obra Acuanauta, mas sendo parceira de www.kent.com.ar  nao consegui entrar, por que o cadastro é complicado e pede documentos argentinos. Quem quiser me ajudar  é de bom tamanho.
 
Abaixo uma curta biografia.

 

 

Después de disolver a su banda de siempre, Los Encargados, Daniel Melero acepta el ofrecimiento para grabar su disco solista que le realizó el productor discográfico Oscar López. Por primera vez en su vida se montó a un avión y viajó a la ciudad de Los Angeles (Estados Unidos) para registrar lo que sería su debut en solitario. De esas sesiones, más las muchas que realizó en la Argentina, en 1988 nació Conga, nombre de un disco que, según su autor, está inspirado en una de las tantas películas que se proyectaban en el famoso ciclo televisivo “Sábados de Super Acción”, la cual tenía la mismo denominación pero con “K”. En este trabajo, Melero une la fauna del underground, en donde había realizado gran parte de su trayectoria, con artistas famosos como Andrés Calamaro, Gustavo Cerati y Cachorro López. La crisis que azotó al país durante el ´89 lo dejó sin contrato discográfico y con un signo de pregunta en cuanto a su futuro profesional. No obstante, las ideas que Melero venía proyectando desde los muy tempranos ochenta empiezan a tener una especial acogida en el circuito alternativo.


Durante la temporada 90-91 ofrece una serie de conciertos en el Instituto Goethe que serían reveladores en cuanto a sonido y estética. De esa experiencia nace
Cámara, una obra que no deja ver al artista en todo su potencial, a pesar de contar con “Amor Difícil” o “La Forma Del Deseo”, canciones clásicas de su repertorio. Paralelamente, Melero se convierte en un personaje fundamental en la carrera de Soda Stereo. La banda de habla hispana más importante del momento, había tocado el techo creativo y lo incorpora para refrescar su propuesta. Así, con él en la producción, los Soda graban los que, sin lugar a dudas, son dos de los mejores discos que hayan realizado: Canción Animal y Dynamo. Como tecladista del trío, Melero encara una gira por toda Latinoamérica y su nombre traspasa las fronteras de Argentina. Esta relación artística y humana es la plataforma para Colores Santos, el disco electrónico más importante que se haya hecho jamás en el país. Gustavo Cerati y Daniel Melero se unían para grabar un puñado de canciones seminales que se convertirían en el ADN de la música hecha con máquinas por estas pampas.


Saturado, Melero se aleja del proyecto Soda Stereo y, en lugar usufructuar la fama adquirida para grabar un disco pop de canciones, decide correrse del foco y editar su obra más experimental y minimalista,
Recolección Vacía. Eran los tiempos del resurgimiento de la escena alternativa como única opción a los ritmos tropicales, y Melero opta por apoyar desde su nombre o con logística a Babasónicos, Los Brujos, Martes Menta, Tía Newton y Juana La Loca, bandas que vieron en el ex Encargados a un ejemplo de integridad artística y una brújula musical. Cobijándose en esta nueva generación, en 1993 Melero graba y edita lo que fue quizá su pico máximo de inspiración: Travesti. Canciones de la talla de “”Nena Mía”, “Quiero Estar Entre Tus Cosas”, “Resfriada” o “Herirte” resistieron gallardas al paso del tiempo. Un temporada más tarde, todos esperaban la continuación de Travesti pero, fiel a sus principios, escapa por la tangente y publica un disco ambient, al cual denominó Operación Escuchar. Eterno buscador, la segunda parte de los noventa lo encuentra con Rocío, un álbum de tono romántico y composiciones reposadas.


La edición chilena de
Daniel Melero 1 y 2, antecedió al lanzamiento de Piano, un disco acústico en el cual recorrió sus canciones más representativas con el sólo acompañamiento de Diego Vainer en el piano. El nuevo milenio lo encuentra con Tecno, una obra realizada íntegramente con instrumentos virtuales y acreedora al sonido tecno pop de principios de los ochenta. Melero le ofrecía su mejor perfil a aquellos que una década atrás lo habían apodado el “Gurú del tecno”. Al año llega a las disquerías Vaquero. Posiblemente, con esta producción Melero haya dado el paso más en falso de toda su trayectoria, perdiendo el foco al intentar hacer un disco convencional. De todas formas, la canción que cierra el disco, “Florcita”, salva la obra de la hoguera. Melero tardaría tres años para retomar la ruta discográfica. Con un trabajo quíntuple, en el cual se conjugan música y experimentos visuales (algo que venía realizando en su computadora desde los tiempos de Tecno) Melero regresa con Después. Más allá del sugerente título, la obra marca nuevas coordenadas de un artista tan inquieto como atractivo.

 

Anuncios

Acerca de gaivotanoazul

Soy lo que soy.
Esta entrada fue publicada en Musique. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rock…..un poco de lo mejor-3

  1. Alessandro dijo:

    A conhecer o trabalho deste senhor, Gaivota!! Acho que vou gostar!! 🙂
     
    Beijão!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s